El adiós que no nos pudimos decir

Para I y en memoria de A Te conocí en el tiempo perfecto. No te esperaba, pero me sorprendiste con tu llegada en medio de una fiesta rodeados de pocos amigos y muchos extraños. Éramos los únicos que no entendíamos el ritmo que bailaban los demás, pero nos entendimos con unas miradas y las palabras exactas. Me gustaste. Te gusté. Ahí comenzó la historia.

LEER MÁS


La sociedad de los eternos niños

Es difícil poder crecer en un país con tanto apego hacia los padres. Incluso resulta incómodo hablar del tema. Hace un par de años escribí un artículo que se titula Eternos adolescentes. Hubo comentarios de todo tipo. Justificaciones a su realidad. Pero es un tema recurrente, del que es importante hablar, porque muchas veces los hijos terminan haciéndose cargo de los padres cuando no

LEER MÁS


A los 33

Hace unos días llegué a los 33. Siempre me ha gustado hacerme caso y estar en contacto con lo que siento y vivo. Me gusta reflexionar, aprender y saber quién soy. Normalmente aprovecho los años nuevos o los cumpleaños, para ir haciendo un sumario del camino recorrido. Es un buen ejercicio, si se hace desde la honestidad, porque puedes ir midiendo la forma en

LEER MÁS


Vender la libertad para pagar las cuentas

Como cada mañana, Mateo se despierta con la pesadez de quien no le gusta lo que hace. Arrastra los pies hasta el baño, se mira al espejo y se reprocha la edad, el exceso de sueño o la hinchazón por la fiesta. Se baña con prisa, sin calma. Se viste en el orden acostumbrado y desayuna cereal con leche. La misma rutina. Sale a

LEER MÁS


Los disfraces de la soledad

A Ernesto le llevó años construir una coraza que a simple vista reflejara seguridad. Era casi perfecta, parecía genuina. Pero si llegabas un poco más profundo, podías mirar las grietas que delataban los miedos que trataba de esconder. El dolor, los rechazos, las rupturas del corazón, los sacrificios, las cosas que no pudo lograr, estaban ahí, ocultas, ignoradas, más no superadas. Iba como muchos,

LEER MÁS


La degeneración generacional

Siempre he pensado el porqué del comportamiento de los ancianos, aquella generación nacida en torno al primer tercio del siglo XX. Suelen ser personas cercanas que mientras tengan relativa salud y compañía se considerarán felices. He observado que el concepto de felicidad que tienen ellos es completamente distinto al nuestro. Hasta los años 60 las personas únicamente compraban productos que satisfacían necesidades básicas y

LEER MÁS


Dejar de vivir con el corazón roto

Cuando has aprendido a vivir a medias, terminar una relación es la herida más grande. Y es que cuesta tanto atreverte a amar, que cuando por fin crees que lo haces, vuelves tu mundo a esa persona, y al final, cuando se va, te quedas sin nada. Pero sólo es la confirmación de lo que ya sabías, porque amar a medias, es el camino

LEER MÁS


La necesidad de atención en las Redes Sociales

Las redes sociales están cambiando al mundo, y con ellas, la forma en que nos estamos relacionando con los otros y con nosotros mismos. En pocos años se ha creado la estimulante sensación de estar conectados a un abanico inimaginable de posibilidades para encontrar pareja, reencontrarse con amigos, burlarse del otro, espirar vidas ajenas, salvar al mundo firmando acciones o siendo un personaje que

LEER MÁS


Renunciar al amor

Los padres de Ezequiel migraron al país del norte. Cruzaron el río de noche, sumergidos en el miedo y huyendo de la miseria. Llevaban apenas unos meses de casados cuando decidieron que su país no les daría más. “De sueños no se come”, decía su padre. Por ello emprendieron el camino sin retorno, para conseguir una vida digna. Por varios días caminaron sin descanso,

LEER MÁS


La soledad en las redes sociales

Cada mañana me siento sin rumbo. La rutina guía mis pasos. Me levanto cansado, después de trasnochar haciendo nada. Mirar las redes sociales, masturbarme un par de veces y dormir cuando el sueño o la culpa me ganen. Normalmente despierto sin ganas. Sintiendo una desesperación que estresa pero que se adormece con las primeras pastillas que mantienen lejos la tristeza y la felicidad por

LEER MÁS